Noticias

¿Por qué vibra el volante de mi coche?

¿Por qué vibra el volante de mi coche?

¿Imaginas un coche sin volante? Sería imposible. Es fundamental para guiar el coche a una dirección u otra y para recibir la información que las ruedas, la dirección o la amortiguación transmiten de la carretera. Pero en algunas ocasiones, la vibración excesiva del volante puede dar la pista de que hay algo que no va del todo bien.

Si vas fuera del asfalto, es lógico que notes cómo el volante vibra mucho más de lo que estás acostumbrando. De igual manera, si alguna vez haces una frenada de emergencia y actúa el ABS, notarás la vibración en el volante. Sin embargo, hay otras situaciones en las que si vibra el volante de tu coche es una señal de que puede haber un problema que puede derivar en una avería o en un desgaste prematuro de las piezas del coche.

Desde RACE enumeran algunas causas por las que puede vibrar tu volante:

  • Los neumáticos no están bien equilibrados. Lo vas a notar porque la vibración en el volante es discontinua y el momento en el que es mayor es a partir de los 80 km/h. A baja velocidad no se nota tanto. Puede deberse a que se ha perdido o se ha estropeado uno de los plomos o pequeños contrapesos que tienen montados los neumáticos, que en las llantas de aluminio van pegados (lo más común en turismos) y en las llantas de chapa van sujetos.
  • Desgaste desigual del neumático. Esto puede estar ocasionado por una mala fabricación del neumático, aunque lo normal es que se produzca por llevar mal la presión de los neumáticos. También puede ocurrir si dejas el coche mucho tiempo parado y sin moverlo, lo que puede ocasionar una deformación en el neumático. Este problema lo vas a notar sobre todo a bajas velocidades.
  • Que la dirección esté mal alineada. Es lo que comúnmente se conoce como el paralelo del coche y lo vas a notar si el vehículo se va más hacia un lado si dejas el volante recto.
  • Si la vibración en el volante es al frenar. Puede ser porque los discos de freno estén en mal estado (alabeados o deformados). Puede ocurrir porque hayan sufrido un sobrecalentamiento en una frenada o porque incluso cualquier material de la carretera se meta entre el disco y la pinza de freno.
  • Hay otras causas menos comunes por las que puede vibrar el volante del coche: el mal estado de los silentblocks, los rodamientos defectuosos, los amortiguadores deteriorados o desgastados…

Si acudes regularmente al taller es muy difícil que puedas sufrir este percance. Por eso, te aconsejamos que apuestes por nuestros Talleres de Confianza para la puesta a punto de tu vehículo. Nuestros especialistas conocen de primera mano cómo evitar la vibración del volante y en el caso de que ya exista el problema, de arreglaro. Puedes localizar tu Taller de Confianza asociado a ASETRA, patronal de talleres de Madrid, para realizar un diagóstico adecuado utilizando nuestro buscador de Talleres de Confianza.

 

Ofertas de Empleo Asetra

Conepa Seguridad Vial

Carrera del Taller

logo2

Asetra Madrid
Talleres de Confianza

C/ Fuenterrabía 5, 1ª planta
28014 Madrid

Tel. 91 434 06 60