Todo lo que debes conocer sobre los filtros de tu coche

filtros cocheEn el funcionamiento de los vehículos juegan un papel fundamental los filtros. Por eso, es muy importante efectuar un mantenimiento periódico de estos elementos que influyen no sólo en el buen desempeño del motor.

Y es que todos los vehículos reciben, en mayor o menor medida, el impacto del aire exterior cuando están en movimiento. Éste se filtra en su interior.

De este modo, si no existiese el filtro del aire, todas las partículas de polvo, arena, mosquitos y suciedad llegarían a los cilindros del motor, desgastándolos, influyendo en su buen funcionamiento, aumentando el consumo de gasolina y contaminando el aceite.

Sin embargo, este no es el único filtro que incorporan los coches, ya que podemos encontrar hasta cuatro diferentes tipos de filtros que serían, además del de aire, el de aceite, el de combustible y el de habitáculo, cada uno con su misión, como ha te hemos contado en alguna ocasión en tus Talleres de Confianza.

¿Cuántos filtros incorpora mi coche?

En primer lugar, el filtro de aceite se recomienda sustituirlo cada vez que sea necesario reemplazar el aceite lubricante. Así se garantiza el correcto funcionamiento del motor. Su función es proteger el aceite lubricante de las impurezas que puedan llegar a él antes de que inicie su recorrido de lubricación por el circuito de engrase del motor. Proporciona una protección contra el desgaste y extiende la vida útil de las piezas.

Además, también debemos prestar atención al filtro de aire. Su función es la de retener, en la medida de lo posible, las impurezas que puedan acceder al circuito de admisión de cualquier motor. Este filtro mantiene al motor a salvo del polvo y la suciedad de la carretera. Es especialmente importante en entornos industriales. Y si no se sustituye, resta potencia al vehículo.

En tercer lugar, tenemos el filtro de combustible, que tiene diferentes funciones dependiendo de si el vehículo es de gasolina o diésel. En el primer caso, el filtro impide la entrada de impurezas al motor. Si por el contrario el vehículo es diesel, el filtro, además del filtrado de partículas e impurezas del combustible, elimina la humedad para evitar la corrosión.

Por último, los coches incorporan filtro de habitáculo o antipolen, que mpide que entre polvo, polen y malos olores al habitáculo. En el caso de que no esté en condiciones óptimas, afecta al correcto funcionamiento del aire acondicionado y la calefacción.

Mantenimiento preventivo

En general, para un correcto mantenimiento del automóvil se recomienda cambiar cada 15.000 kilómetros tanto el filtro del aceite como el del habitáculo, y cada 60.000 km el del combustible diesel, y según indique el fabricante se cambiará el del aire y el filtro del combustible de gasolina.

Desde tus Talleres de Confianza te recordamos la importancia de efectuar siempre un buen mantenimiento de tu vehículo, especialmente de los elementos que influyen directamente en el buen rendimiento del motor.

Confía en los profesionales de los talleres de Asetra para realizar las operaciones de mantenimiento o reparación que requiera tu coche a lo largo de su vida útil. Tus Talleres de Confianza trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que demandas.