¿Sirven los pies para comprobar la presión de los neumáticos?

presion neumaticosUno de los elementos de nuestro vehículo que mayor importancia cobran si cabe en esta época del año, son los neumáticos. Y es que un buen agarre es fundamental para que circulemos seguros y más en verano cuando  aumentan exponencialmente los desplazamientos por carretera.

No en vano, con las vacaciones estivales a la vuelta de la esquina —y muchos ya disfrutando de ellas—, los viajes en coche se convierten en algo muy habitual para millones de conductores que se trasladan a sus puntos de destino en busca de unas merecidas vacaciones.

Por eso, preparar el coche antes de nuestros desplazamientos nos permitirá tener un viaje seguro, así que no confíes tu seguridad a la intuición y realiza las revisiones que tu coche necesita antes de emprender el viaje.

En este sentido, y ante el aumento del número de desplazamientos propios de esta época, la DGT ha aprovechado para seguir con su campaña de concienciación dirigida a los automovilistas para que revisen su vehículo antes de viajar, haciendo especial hincapié en la revisión de las presiones de los neumáticos.

Y para ello ha publicado un vídeo bajo el título 'Creencias absurdas. La patadita no te servirá para medir la presión de los neumáticos', en el que, con mucho humor no exento de ironía, Tráfico recuerda que la tradicional 'patadita' en los neumáticos es insuficiente para determinar si hay una variación en la presión de las cubiertas de nuestro coche. Por ello, aconseja verificarla con las herramientas apropiadas o incluso mejor, acudiendo a un taller.

Cómo medir la presión de los neumáticos

La mejor forma de comprobar la presión de los neumáticos de tu coche es utilizar un manómetro, ya sea nuestro o el de una gasolinera. Una vez tenemos el manómetro adecuado la comprobación es sencilla, siempre y cuando tengas en cuenta que deben verificarse en frío. Es decir, que no hayas recorrido más de 4 ó 5 km antes de efectuar la comprobación. 

Si no fuera posible, y tienes que comprobar la presión tras haber rodado y con los neumáticos calientes (por ejemplo en un área de servicio), lo ideal es agregar 0,2 ó 0,3 bares a la presión recomendada por el fabricante, y volver a verificar la presión una vez el neumático esté frío.

A modo de resumen, aquí tienes unos consejos básicos que deberías tener en cuenta siempre a la hora de mantener tus neumáticos con la presión de utilización correcta.

  • Realizar siempre la medición en frío.
  • Comprobar las presiones al menos una vez al mes.
  • Comprobar las presiones siempre antes de un viaje largo.
  • Adaptar la presión a la carga del vehículo.
  • No olvidarse de comprobar la presión de la rueda de repuesto.
  • Asegúrate de que las válvulas llevan su correspondiente tapón.

Recuerda que la presión recomendada por el fabricante viene especificada en el libro de mantenimiento, así como con una pegatina en algún lugar visible del vehículo (normalmente en el interior de la tapa del depósito del combustible). Allí verás las distintas presiones en función de lo cargado que vaya a ir el vehículo.

Desde tus Talleres de Confianza te recordamos la importancia de efectuar siempre un buen mantenimiento de tu vehículo, especialmente de los elementos que influyen directamente en tu seguridad en carretera como pueden ser los neumáticos.

Confía en los profesionales de los talleres de Asetra para realizar las operaciones de mantenimiento o reparación que requiera tu coche a lo largo de su vida útil. Tus Talleres de Confianza trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que demandas.