¿Qué malos hábitos estropean la pintura de tu coche?

lavado coche a mano semanalTan importante como cuidar de la mecánica de tu coche, es prestar atención a su exterior. Y es que la pintura del coche, principalmente, se estropea debido a factores externos. No obstante, los propios conductores pueden contribuir a evitar la exposición a esos factores, y a minimizar sus efectos, en caso de que ocurra.

En un post anterior, te contábamos en tus Talleres de Confianza cómo afecta a tu coche la sal de la carretera esparcida, sobre todo en invierno, sobre la calzada para evitar la formación de hielo o nieve sobre el asfalto. Así, 

Sin embargo, la sal de la carretera no es el único agente que puede arruinar la carrocería de tu vehículo. No en vano, los conductores tienen adquiridos ciertos malos hábitos que, si se redujeran, ayudarían a mantener en buen estado el vehículo por más tiempo, según explica la red de talleres CertifiedFirst en su blog.

Lavar el coche con regularidad

De este modo, no limpiar el coche con regularidad o usar productos no adecuados para hacerlo es el primer mal hábito que los conductores deberían desterrar. En este sentido, las malas costumbres a la hora de limpiar el coche encabezan la lista de dichas malas prácticas. Así, si no se lava el coche con regularidad, el polvo y la suciedad harán que la pintura acabe perdiendo brillo. Por esto, lo aconsejable es efectuar un lavado a mano al menos una vez a la semana.

En cambio, si se opta por lavar el coche en túneles de rodillos, es probable que la pintura sufra microarañazos. Por otro lado, si se emplea lavavajillas o cualquier otro jabón no específico para el vehículo, también se estropeará la pintura, ya que esos productos son agresivos para ella.

Asimismo, si se lava el coche a pleno sol y con la chapa caliente, los productos detergentes pueden dejar marcas en la pintura. De igual forma, si no se aclara bien el jabón, también puede dejar marcas cuando se seque.

Atención a dónde y cómo aparcas

Otro mal hábito que los conductores deberían evitar es dejar el coche aparcado al sol durante horas. Cuanto más tiempo pase un coche expuesto al sol, más se degradará la pintura, perdiendo su brillo e incluso intensidad de color. Además, si esta práctica se prolonga en el tiempo es posible que aparezcan desconchones.

De igual forma, es conveniente no aparcar debajo o cerca de árboles, ya que las deposiciones de los pájaros, el polen o la resina son agentes muy corrosivos que también pueden estropear la pintura del coche.

Por otra parte, tan importante es poner atención en cómo aparcamos como ponerla en donde lo hacemos. En ocasiones, ocurre que, debido a las prisas, pocas plazas, etc., los conductores encuentran una plaza estrecha de aparcamiento en la que tratan de meter el coche "a base de toquecitos" al coche de delante y al de detrás. Esto, que es frecuente en ciudades, además de ser un gesto irrespetuoso, acaba por dañar de manera importante la pintura de tu coche... y de los demás.

Otro factor a tener en cuenta, además de poner especial cuidado con la sal de la carretera en invierno, es evitar otros agentes como la arena de la playa, el polvo de los caminos... No en vano, tanto la sal como la arena pueden ser agentes muy corrosivos para la pintura. Por ello, se debe tener la precaución de lavar bien el coche, sin olvidar los bajos del vehículo, cuando se ha transitado por zonas en las que hubiese sal o arena.

Desde tus Talleres de Confianza insistimos en la importancia que tiene el prestar a tu coche la atención que se merece, no sólo desde el punto de vista de su mecánica sino también con su aspecto exterior. Así, un buen consejo es que laves con frecuencia tu coche y evita exponerlo a situaciones que afectarán a la 'vida' de la pintura de coche.

Y en caso de que tengas que pasar por el taller parar solucionar cualquier problema surgido en la carrocería de tu vehículo, confía en los profesionales de los talleres de Asetra. Trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que demandas. Confía en tus Talleres de Confianza siempre que necesites reparar o mantener tu vehículo.