¿Por qué los coches eléctricos deberán emitir ruido?

ruido coches electricos seguridad vialSilencioso. Así es el rodar de los vehículos eléctricos, sobre todo a bajas velocidades. Nada que ver con los automóviles propulsados por motores de combustión. Aunque esta peculiaridad es beneficiosa para reducir la contaminación acústica en las grandes ciudades, resulta peligrosa para la seguridad de las personas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado recientemente una serie de recomendaciones para limitar la exposición de las personas al ruido medioambiental provocado, entre otros factores, por el tráfico rodado. Además de resultar molesto, "el ruido excesivo supone un riesgo para la salud que contribuye, por ejemplo, a las enfermedades cardiovasculares".

Según su criterio, los vehículos deberían emitir una rumorosidad máxima de 53 decibelios durante el día (12 dB menos que el límite actual) y de 45 si es de noche (10 dB menos). Para conseguirlo, la OMS sugiere que en algunos casos se deberían aplicar "cambios en infraestructuras" que permitan reducir la exposición al ruido del tráfico de vehículos en ciertas áreas.

Si asumimos que la contaminación acústica resulta perjudicial para la salud, parece obvio que la expansión de la movilidad eléctrica debería ser la gran solución al problema, pues su sistema de propulsión es muy silencioso. Y si es así, ¿por qué las marcas incorporan sonidos artificiales?

Más riesgo de atropellos

La respuesta es sencilla: por seguridad. Su escasa rumorosidad propicia más atropellos, puesto que es más difícil que peatones, especialmente aquellos con problemas de visión, y ciclistas se percaten de su presencia. Concretamente, los coches eléctricos tienen hasta un 35% más posibilidades de atropellar a un viandante que un automóvil equipado con motor convencional.

Esta cifra se eleva al 57% por lo que se refiere a la probabilidad de accidentarse con un ciclista. Así lo concluye un estudio elaborado por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos (NHTSA).

Ante esta situación, diversos organismos estadounidenses y europeos trabajan desde hace años en normativas que obliguen en su ámbito de actuación a los coches eléctricos a contar con sistemas de emisión de ruidos que alerten a los peatones, ciclistas y usuarios de vehículos de movilidad urbana que un coche eléctrico se está acercando.

En el caso de Europa, el acuerdo se produjo en 2014 y la medida entrará en vigora partir de julio de 2019, momento en el que los coches eléctricos tendrán que emitir un ruido "similar" al de un coche no eléctrico. Sin embargo, la normativa es bastante ambigua, ya que no se especifica si ésta debe aplicarse a todos los coches eléctricos o sólo a los fabricados a partir de julio. Además, tampoco se especifica si las similitudes con un motor de combustión tienen que darse en tono o en volumen.

Lo que sí se ha señalado en la normativa es que este ruido tendrá que ser audible cuando el automóvil circule por debajo de 20 km/h, ya que se entiende que a partir de esa velocidad el sonido de la rodadura del coche es suficiente. Jaguar, por ejemplo, ha diseñado el Sistema Audible Vehicle Alert System (AVAS) para su primer coche eléctrico i-Pace que cumple con esta futura legislación.

Por su parte, en Estados Unidos sí han limitado mucho más los supuestos de la normativa que estará en vigor desde 2020. La legislación estadounidense habla de vehículos eléctricos que pesen menos de 4,5 toneladas, cuyo sonido tiene que ser audible si circulan por debajo de 30 km/h (tanto hacia delante como marcha atrás) y también está contemplada su implementación en los coches híbridos. 

Como ves, en este caso, que tu coche haga ruido no será problema. Sin embargo, si tu coche no es eléctrico, desde tus Talleres de Confianza no dejamos de insistir en efectúes un buen mantenimiento de tu coche, especialmente de los elementos en influyen en tu seguridad. Y al menor ruido sospechoso, acude a cualquiera de nuestros talleres.

Confía en los profesionales de los talleres de Asetra para realizar las operaciones de mantenimiento o reparación, también de chapa y pintura, que requiera tu coche a lo largo de su vida útil. Tus Talleres de Confianza trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que demandas.