¿Por qué es importante realizar una revisión pre-ITV?

mecánico revisión  iluminaciónLa Inspección Técnica de Vehículos, más conocida como ITV, es un trámite que deben pasar todos los automóviles obligatoriamente. Una especie de examen obligatorio para todos los vehículos, aunque dependiendo de si se trata de un coche, de una motos o de un vehículos industrial, la periodicidad varia.

Así, por ejemplo, los coches y las motos nuevos tienen que empezar a pasarla a partir de los cuatro años desde su matriculación. A partir de esa fecha se deberá realizar cada dos años hasta que tenga el coche o moto, 10 años. Una vez cumplidos los 10 años la ITV se debe realizarse cada año.

Durante esta inspección los técnicos comprueban el estado de diferentes elementos y sistemas del coche que pueden afectar a la seguridad y a la contaminación. Si durante la inspección se detectan defectos leves en el coche, dispondrás de un periodo de dos meses para repararlos y volver a pasar la inspección, aunque estos defectos no te impedirán seguir circulando. Por el contrartio, si los defectos son muy graves, no podrás abandonar la ITV circulando, si no en grúa, y hasta que no sean reparados no podrás volver a pasar la ITV.

¿Qué revisan en una pre-ITV?

Es por ello que, antes de enfrentarte a la ITV conviene que realices una revisión pre-ITV en tu taller de confianza asociado a ASETRA, donde revisarán a fondo tu vehículo, con especial incidencia en los puntos más comunes en los que normalmente se falla en la prueba.

Así, el mecánico revisará la iluminación, comprobando el correcto funcionamiento de las luces de posición, las luces de carretera, los faros antiniebla y de los intermitentes. También se inspeccionará a fondo la carrocería del coche así como el acondicionamiento exterior. Recuerda que defectos graves en la carrocería son motivo de rechazo en la ITV.

En la pre-ITV también se revisará el estado actual de las ruedas así como su presión y desgaste. También se analizarán los frenos, los niveles, la suspensión, los ejes y las rótulas.

Sanciones

Según informa la DGT, la Ley de Seguridad Vial detalla que las deficiencias en el mantenimiento de los vehículos pueden ser consideradas infracciones graves, sancionadas con 200 euros de multa,  o muy graves (500 euros de multa).  Además se podría inmovilizar el vehículo en el caso de deficiencias graves (frenos, neumáticos, suspensión…) hasta la reparación de las mismas y con la obligación posterior de someter el vehículo a comprobación en una estación ITV fija. 

Igualmente, la sanción por circular con un vehículo sin haber pasado la ITV o por haber resultado desfavorable es de 200 euros y de 500€ por circular cuando la inspección resultó negativa.

Por todo ello conviene mantener el coche siempre en buen estado. Para ello, sólo tienes que confiar en los talleres de confianza asociados a ASETRA. Busca tú taller ASETRA más cercano.