¿Por qué dar unos golpes en el capó antes de arrancar el coche cuando llega el frío?

golpes capo arrancar cocheEl reino animal y la automoción han estado íntimamente ligados desde los propios inicios de la industria automovilística. No en vano, son varios los fabricantes que eligieron un animal como su emblema (FerrariPeugeot, Abarth, Alfa Romeo...) o incluso también el nombre (Jaguar, Mustang...). Sin embargo, en ocasiones, ese ‘matrimonio’ puede dar algún disgusto.

Perros, gatos, incluso una pitón de cuatro metros… son muchos los ejemplos de animales que han elegido el motor de un coche para esconderse o resguardarse. Y es que con la llegada del otoño —y más aún en invierno—, bajan las temperaturas y los animales callejeros deben buscar refugio como sea. La búsqueda de abrigo en las noches frías los lleva a meterse entre los bajos de los vehículos para cobijarse en un lugar que les de calor.

En este sentido, los que más sufren son, posiblemente, los gatos callejeros que buscan algo de calor metiéndose en los recovecos de los coches. Los gatos más avispados tienen la habilidad de salir del coche al mínimo ruido alrededor, pero los más pequeños puede que tengan un sueño más plácido y no se den cuenta de que el dueño del coche se ha subido y está a punto de arrancar una guillotina mortal para ellos.

Es casi imposible evitar que un gato se te meta en el motor del coche, pero sí es posible evitar que sea destrozado por los ventiladores del motor ¿Y qué puedes hacer? La Guardia Civil lo tiene claro: dar unos pequeños golpes en el capó del coche antes de arrancar. Con este sencillo gesto, puedes salvar una vida y evitar averías innecesarias en el motor de tu coche. La Benemérita lo sabe bien y por eso hace unos días publicaba en su perfil de Twitter un tuit que ha alcanzado gran repercusión, acumulando más de 5.000 retuits y 'me gusta' en pocos días.

¿Y si el animal no sale pero es evidente su presencia?

En primer lugar, ten cuidado y no se te ocurra abrir el capó. El gato —o el animal que sea— puede asustarse y arañarte. O lo que es casi peor, puede asustarse y meterse en algún recoveco del motor y no pueda salir.

Si no está atorado y quieres que se vaya por su propio pie, con unas palmadas harás que salga de tu coche. Si ves que no puedes sacarlo, pide ayuda o llama a las autoridades competentes para que te echen una mano.

Desde tus Talleres de Confianza nos unimos a esta recomendación que evitará daños en el animal que busque cobijo en tu vehículo y también en tu propio coche. Y recuerda, ponerlo a punto con la llegada del mal tiempo

Confía en los profesionales de los talleres de Asetra siempre que necesites realizar cualquier reparación u operación de mantenimiento en tu coche. Trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que demandas.