Diez cosas que NO debemos hacer cuando conducimos

discutir distracciones al volanteMás de la mitad de los conductores en España reconoce que no para a descansar cuando tiene sueño, un factor que se estima que ha provocado 800 fallecidos en los últimos cinco años, especialmente durante los meses de verano, debido al aumento de los desplazamientos vacacionales de larga distancia.

Estas son algunas de las principales conclusiones del estudio "Influencia de la somnolencia en los accidentes de tráfico en España (2011-2015)", realizado por la Fundación Línea Directa, que ha analizado 442.000 incidentes en la carretera registrados durante dicho periodo y ha encuestado a 1.700 conductores.

En general, la fundación calcula, en base a los datos facilitados por Tráfico, que del total de accidentes antes mencionado, 20.600 se han producido debido al sueño, los cuales se han saldado con 24.000 heridos leves, 3.300 graves y 800 fallecidos.

Tres de cada 10 accidentes, por distracciones

Sin embargo, esta no es la única distracción al volante que puede provocar que tengamos un siniestro. Los accidentes por distracción, según la Dirección General de Tráfico, causan el 30 % de las víctimas mortales de accidentes, por lo que cada año fallecen al menos 500 personas en accidentes de tráfico en los que la distracción aparece como factor concurrente.

En este sentido, la DGT insiste constantemente en la necesidad de extremar la precaución al volante, y evitar el más mínimo despiste que represente un peligro tanto para los conductores, como los demás ocupantes del coche y el resto de usuarios de la carretera (otros conductores, ciclistas, peatones...).

Decálogo de 'buena conducta' al volante

Por ello, desde tus talleres de confianza te recordamos diez cosas que no debes hacer mientras conduces para evitar distracciones que, cuando menos, te den un buen susto:

-No descansar. No importa lo que tardes en llegar a tu destino. Descansa todo lo que necesites para evitar el cansancio y la somnolencia. Como regla general, hazlo cada dos horas.

-Distraerte con el móvil. Según la DGT, al marcar un número en el móvil a una velocidad de 120 km/h recorremos, sin ver la carretera, una distancia de 429 metros, equivalente a unos 4 campos de fútbol. Si escribimos un mensaje recorremos 660 metros a ciegas. Aquí también se incluye hacerse 'selfies' o grabarse mientras conduces.

-Fumar. Además de ser malo para la salud, encender un cigarrillo representa una pérdida de atención en la conducción de unos 4 segundos. O, lo que es lo mismo, más de 100 metros recorridos por el automóvil sin control. 

-Comer y beber al volante. Estas acciones, como también maquillarse, hacen que dejes de estar atento a la carretera durante unos segundos que pueden ser cruciales si, por ejemplo, en ese momento topas con un bache y se te cae todo. Y, por supuesto, nada de beber alcohol aunque no se vaya conduciendo.

-Discutir. Una discusión desagradable con tu copiloto u otro acompañante puede hacer incluso que te olvides de que estás al volante.

-Besar o acariciar. Las muestras de cariño están muy bien pero no al volante. Dar un beso o dedicar una mirada a nuestra pareja hace que perdamos de vista la carretera aunque sean unos segundos.

-Distraerte con los insectos. Aunque parezca una anécdota, un insecto (y más si es una abeja o avispa) revoloteando dentro del coche hará que te distraigas por completo.

-Descuidar a los niños. Los niños suelen tener poca paciencia en el coche con lo que un viaje largo les resulta complicado de aguantar. Además de asegurarte de que vaya perfectamente sentado en su silla de seguridad. Si son revoltosos evita que tenga a mano cualquier objeto que pueda lanzar y te distraiga. Igualmente, haz todas las paradas, dentro de una lógica, que te soliciten, pues de no hacerlo su insistencia provocará que te enfades y discutas.

-Manipular radio, navegador... Aunque es verdad que solo son unos segundos, tus manos no están en el volante y tu vista no está en la carretera. Asi, por ejemplo, la programación del navegador siempre debe hacerse antes de iniciar la marcha.

-Corregir tu posición al volante. Olvídate de mover los espejos retrovisores o mover el asiento mientras conduces. Adopta la posición correcta para conducir antes de arrancar tu coche.

Todas estas situaciones, que parecen inofensivas, en realidad no lo son al volante. Recuerda que mientras conduces tus cinco sentidos deben estar puestos en el coche y la carretera. Sigue estas recomendaciones que aumentará no sólo tu seguridad sino la del resto de conductores.

Desde tus talleres de confianza trabajamos para que tus viajes sean lo más agradables posible y que el coche no sea el motivo que enturbie tus vacaciones o escapadas. Respeta las normas y confía en nuestros talleres para mantener tu vehículo en óptimas condiciones.