Cómo efectuar una conducción más eficiente y respetuosa con el planeta

conduccion eficiente respetuosa medioambienteEl Día Internacional de la Madre Tierra se celebra cada 22 de abril para recordar que el planeta y sus ecosistemas nos dan la vida y el sustento. Con este día, asumimos, además, la responsabilidad colectiva de fomentar esta armonía con la naturaleza y la Madre Tierra, como nos recordaba la Declaración de Río de 1992.

Este día nos brinda también la oportunidad de concienciar a todos los habitantes del planeta acerca de los problemas que afectan a la Tierra y a las diferentes formas de vida que en él se desarrollan.

Sin duda, uno de los problemas que más están afectando a nuestro planeta, sobre todo, en las últimas décadas, es el calentamiento global, provocado en buena medida por la emisión de gases que contribuyen al efecto invernado.

Y uno de los agentes que contribuyen a ese calentamiento global es la emisión provocada por los motores de combustión interna de los vehículos que conducimos. Por eso, está en nuestra mano hacer todo lo posible para reducir el impacto de nuestra movilidad en el medioambiente.

En este sentido, seguir unos consejos básicos de conducción ayudarán a reducir la emisión de gases contaminantes y, de esta manera, dañar en menos medida el planeta.

Tu coche, siempre a punto

En primer lugar, tu coche tiene que estar siempre a punto. Sólo así, el ahorro de combustible sea factible. Comprueba el nivel de los fluidos y asegúrate de que la presión de los neumáticos es adecuada ya que puede suponer un ahorro de combustible considerable.

Del mismo modo, una conducción prudente y anticipada ayuda a que utilices menos los frenos de tu coche, cuyo uso también emite sustancias nocivas a la atmósfera. Además, ese conducción anticipada permite que puedas hacer uso del freno motor (levantando el pie del acelerador las revoluciones del motor bajan, quemándose menos combustible). También puedes apostar por un coche eficiente con niveles de consumo y emisiones de CO2 muy reducidas.

Asimismo, moderar la velocidad contribuirá a reducir nuestras emisiones, pues mantener una velocidad uniforme y evitar los acelerones ayudará a desprender menos gases contaminantes.

Del mismo modo, utiliza las marchas adecuadas. Usar la primera marcha sólo para iniciar la marcha, pasar progresivamente a segunda y a tercera, sin revolucionar demasiado el motor... son recomendaciones que te enseñan en cualquier autoescuela y que te ayudarán a conducir de manera eficiente. Además, es preferible circular con la marcha más larga posible, ya que el motor irá más desahogado y producirá menor combustión.

Por otra parte, evita el exceso de carga. Cuanto más pesa tu coche, más consume. Asegúrate de prescindir de cualquier elemento innecesario del maletero que lo único que hace es añadir peso. Esto mismo es válido también para portaequipajes, baúles, o portabicicletas.

También, prescinde del aire acondicionado o la calefacción si no es necesario. Reducen la eficiencia del motor por lo que apagarlos es un modo muy sencillo de reducir las emisiones de CO2. Ten en cuenta que el aire acondicionado gasta un 20% más de combustible cuando está en funcionamiento.

Planifica tu viaje

Por último, planifica tu ruta. Por un lado, evitarás atascos —y ayudar a emitir cantidades ingentes de CO2 a la atmósfera— y, al mismo tiempo, eludirás equivocarte y perderte —a quién no le ha pasado—si viajas por primera vez a tu destino, con lo que reducirás los kilómetros y, por tanto, las emisiones. Haz uso de mapas o sistemas de navegación GPS.

Como ves, llevar tu coche bien mantenido contribuye a mejorar el medioambiente. Por eso, es fundamental que efectúes las revisiones periódicas recomendadas por el fabricante, así como vigilar elementos como el aceite lubricante, los neumáticos, frenos...

Confía en los profesionales de los talleres de Asetra para realizar las operaciones de mantenimiento o reparación que requiera tu coche a lo largo de su vida útil. Tus Talleres de Confianza trabajamos desde siempre para ofrecerte el servicio honesto y de calidad que demandas.