Medio Ambiente

Respeta el tratamiento de las piezas usadas según la legislación de medio ambiente

  • Algunas de las piezas que se reponen en los vehículos tienen consideración de residuos peligrosos y resultan muy contaminantes. Verter aceite usado en un río o dejar un filtro de aceite abandonado en una alcantarilla pueden causar daños irreparables a la naturaleza y ser considerado un delito. Un neumático olvidado en el jardín de nuestra casa puede permanecer allí durante varias generaciones.
  • Los talleres de reparación y mantenimiento de vehículos cumplen una normativa estricta mediante la que se asegura la correcta recuperación y reciclaje de los residuos. Si acudes a uno de ellos, puedes estar tranquilo: estamos aminorando el riesgo de contaminación derivado del uso de tu vehículo. Si decides cambiar tú algún componente, te pedimos la máxima responsabilidad. Acude al punto limpio más cercano y deposita en él las piezas y fluidos que hayas desmontado de tu coche.