CONSEJOS ASETRA

Amortiguadores

Hazlos revisar cada 20.000 kilómetros. Su deterioro es imperceptible para el conductor.

  • Hazlos revisar cada 20.000 kilómetros. Su deterioro es imperceptible para el conductor Los amortiguadores no sólo proporcionan confort en la conducción, sino que también representan una garantía de seguridad, puesto que ayudan a controlar el vehículo, especialmente a altas velocidades y en situaciones de riesgo. De hecho, se le considera uno de los tres componentes esenciales del llamado “Triángulo de la seguridad”, junto a los neumáticos y los frenos.
  • ASETRA hace suyos los consejos de seguridad de la página web www.losamortiguadoressalvanvidas.com, creada por los principales fabricantes de amortiguadores que operan en el mercado español.
  • El correcto funcionamiento de un amortiguador depende de diversos factores, como el estado de la carretera, la carga del vehículo, el kilometraje y efectos de desgaste como el frío, el calor y la humedad.
  • En consecuencia, la acción de estos factores hace que el efecto del amortiguador se reduzca paulatinamente, hasta que deja de funcionar correctamente. Al no tratarse de un desgaste perceptible para el conductor, se aconseja realizar revisiones periódicas cada 20.000 kilómetros.

Escobillas Limpiaparabrisas

Cámbialas al final del verano

  • Cámbialas al final del verano. En caso de condiciones climatológicas adversas, las escobillas limpiaparabrisas representan un papel fundamental. Si no barren bien y no evacuan correctamente el agua, el granizo o la nieve, impiden que llegue bien una información preciosa a nuestros ojos. Unos segundos pueden resultar vitales para la vida de los ocupantes de un vehículo o de los peatones.
  • Si las escobillas dejan zonas por barrer, originan extraños empañados, hacen ruido o saltos, ha llegado el momento de su reposición. Aconsejamos como adecuado su cambio después del verano. No hay nada peor para sus componentes que las prolongadas jornadas de sol y las altas temperaturas. Ahora, además, suelen incorporar detectores de desgaste muy útiles.

Filtros

Controles al menos una vez al año

  • Controles al menos una vez al año. Como su nombre indica, su labor se basa en la filtración de elementos físicos del aire o fluidos como el aceite y el combustible. En los vehículos se montan de varios tipos:

Neumaticos

Revisión anual a partir del cuarto año

  • Revisión anual a partir del cuarto año. Es difícil predecir la vida útil de un neumático. Hay muchos factores que influyen en ella: desde los propios componentes de las cubiertas y el almacenamiento previo a su venta, hasta la manera de conducir de su usuario, o la climatología y las características del pavimento por el que rueda. Por tanto, es muy difícil determinar un número estimativo de kilómetros. Sin embargo, al ser el nexo de unión entre el coche y la carretera, su papel en la seguridad es primordial.
  • El usuario debe ser muy consciente de ello y mantener correctamente los índices de presión aconsejados por el fabricante. Conviene que esté siempre muy pendiente de la aparición de vibraciones y ruidos, del desgaste anómalo (mayor por unas zonas que por otras), de cualquier comportamiento extraño detectado en una frenada. Puede que haya llegado el momento del cambio e incluso que nos avisen también de fallos en otros componentes relacionados con la seguridad.

Frenos

Alerta ante cualquier cambio cuando se pise el pedal

  • Alerta ante cualquier cambio cuando se pise el pedal. Con los frenos en mal estado necesitaremos más metros para parar el coche ante cualquier emergencia. Unos metros pueden significar la vida de una persona o varias personas. Es importante, por tanto, estar muy atento a cualquier variación anómala en el comportamiento del vehículo cuando se pisa el pedal de freno (puede irse para un lado, tardar en “reaccionar”, ruidos, chirridos, etc). No es fácil detectarlo, puesto que los componentes del freno se van deteriorando poco a poco, salvo que sea muy marcada la diferencia, en cuyo caso el paso por el taller debe ser inmediato.